Aida Folch: "Aprendí francés solo para que Trueba me diera el papel""

La actriz, nominada a mejor intérprete femenina en los premios Goya, recuerda el rodaje de 'El artista y la modelo'

|
Aida Folch, candidata al Goya a mejor actriz, con Fernando Trueba. / EFE

Aida Folch (Tarragona, 1986) aspira a lograr su primer Goya a mejor actriz en la gala del domingo 17 de febrero. Folch se puso a las órdenes de Fernando Trueba en ‘El artista y la modelo’, una historia intimista ambientada en Francia y en la que también participa Jean Rochefort. La joven intérprete ya había trabajado con Trueba en ‘El embrujo de Shanghai’.

- Es tu primera nominación a los Goya. ¿Nervios?

- Sí, muchos nervios, sobre todo mucho estrés. Nunca me hubiera imaginado que habría tanto interés. Estoy muy contenta sobre todo por como lo viven mis amigos, mi familia, por el gusto que te queda de un trabajo bien hecho, porque sea este en concreto… Por muchas cosas.

- Estás nominada con Penélope Cruz, Naomi Watts y Maribel Verdú, tres grandes actrices.

- La verdad es que yo creo que es lo mejor. Es genial, me encanta estar nominada junto a ellas porque me encantan como actrices. Las sigo, las admiro y es genial que te pongan en la misma nominación.

- ¿Qué te parece la nominación a Naomi Watts? Porque al igual que lo que le pasó a Penélope Cruz con ‘Volver’, aparte de ser candidata a los Goya, también lo es a los Oscar y eso es algo que no suele suceder.

- Está claro, yo creo que es un buen trabajo, que lo han reconocido los críticos y la gente del cine y que si está nominada a los Goya y a los Oscar es porque se lo merece. Además es una de las actrices que más admiro.

- Hablemos un poco de ‘La actriz y la modelo’. Estuviste cinco años preparándote para la película. ¿Por qué tardó tanto en madurar el proyecto?

- Es que Fernando (Trueba) es un liante, ahora que lo pienso, porque me llamó hace seis años. Yo ya vivía en Madrid pero había perdido contacto con él. Un día me llamó porque se le pasaba por la cabeza mi nombre para este proyecto y me preguntó si hablaba el idioma, porque se pensaba rodarlo en francés. Le dije que no y él me dijo que era para un proyecto que estaba pensando pero que no me preocupara, que era sólo para saber si lo hablaba o no. Entonces me colgó el teléfono y tan amigos. A mí el corazón me fue a mil y a las dos semanas decidí irme a Francia a aprender el idioma porque quería devolverle el regalo que me hizo al escogerme en mi primera película.

- ¿Te fuiste sin decirle nada?

- Sí, para mí lo importante era darle una sorpresa y fui allí sin decirle nada, sin saber de qué iba el proyecto y una vez aprendí, a los seis meses, le llamé hablando en francés y el tío no sabía quién era. Me dijo: “¿pero eres Aida?”.  “Sí, ya hablo francés, ¿cuándo hacemos la película?” “Pero tía estás loca, no tengo ni el escrito todavía, no sé nada…”, me respondió él. “Bueno, da igual, que sepas que hablo francés”, le contesté. Yo no tenía ni el papel todavía, no era seguro y ni siquiera sabía de qué iba la película pero para mí era importante demostrarle que podía hacerlo. Yo seguí perfeccionando el francés porque y a los cuatro años me dio el guión, muy ilusionado. No pude leerlo hasta dos semanas después porque tenía pánico de haber cambiado mi vida, de haberlo dejado todo, de que no me gustara. Fernando me llamaba todos los días porque pensaba que me lo devoraría, algo que es lógico, en cinco minutos. Pero era incapaz porque tenía miedo de no poder estar a la altura, de pensar que me iba a encontrar allí. A las dos semanas dije ‘venga, esto no lo puedes posponer más, siéntate y léelo’. Me lo leí una y otra vez y hasta que no lo leí como unas diez veces no le llamé.

- Así que tuviste dudas a la hora de aceptarlo.

- No tuve dudas porque me pareció un guión muy diferente y especial, un guión en el que al igual que la película es todo sutil, parece que no pasa nada. Pero medida que lo iba leyendo me di cuenta de que detrás de las miradas y de cada pequeña palabra que se dice hay muchas cosas y que eso era muy interesante de hacer.

- Los desnudos son una parte clave de la película ¿Qué instrucciones te dio Fernando?

- La verdad es que fue difícil hablar de esto con Fernando porque para mí es como un padre, le tengo respeto y hablar de estas cosas sin que parezcan vulgares es difícil. Pero a medida que se cogió confianza de nuevo con él yo le comunicaba la necesidad que tenía de que me viera desnuda antes de empezar a rodar, porque igual no era el cuerpo que se imagina detrás de la ropa. Tuve muchos miedos, sobre todo de estar tan expuesta. Pero confío mucho en Fernando. Es muy elegante y nada vulgar. Todo eso me hizo aceptarlo y decirle que me iba a dejar las entrañas con todo, con el cuerpo, con el alma, con el idioma, con lo que fuera.

- Las escenas que compartes con Jean Rochefort tienen que tener una complicidad. ¿Cómo las planificaste con él?

- Jean también es otro gran señor. Hay una cosa y es que Fernando tampoco te cuenta mucho como va a rodar y tampoco le gusta ensayar, me presento a Jean Rochefort dos días antes de empezar a rodar. Y claro, yo no tenía ni idea de quién era ese señor, como se comportaría, como sería su personaje… no tuvimos tiempo para hablar, solamente para actuar, pero todo se hizo con muchísima naturalidad y yo creo que la primera vez que me desnudé lo hice como un torbellino, muy bruscamente, de las ganas que tenía de quitarme todo ya de encima y todos, incluso Jean, como que volvieron la mirada, les daba más pudor a los demás que a mí misma y Jean ha sido todo un profesional, ama su trabajo, es muy metódico y a él le ha parecido un trabajo inmenso que a su edad le den un protagonista de este tipo y lo ha disfrutado muchísimo y yo he disfrutado muchísimo con él también. Al igual que en la película, la química fue sucediendo poco a poco.

- He leído por ahí que tuviste algunos problemas con bichos durante el rodaje.

- Si, la verdad es que yo no soy muy de campo que digamos y no me gustan mucho las arañas y demás. Estábamos en plena naturaleza y yo estaba desnuda. La escena del pez me costó mucho porque agarrar un pez es muy complicado y reírte agarrando un pez para que no se te escape todavía es más tenso. Me acuerdo que dije ‘por favor, tened paciencia porque estoy tan tensa que no me puedo reír’. Pasaron de mí, dijeron acción sin pestañear y lo primero que hizo Fernando fue bajarse los pantalones para que yo me riera. El director  de sonido dijo: “Fernando, esta es la dirección de actores”.

- Volviendo a los Goya, ¿no crees que está mal repartido el tema de las nominaciones?

- Creo que los premios siempre son injustos, pero sólo hay que pensar que son premios. El premio es hacer una película y estrenarla y si figura más tiempo en taquilla mejor. Creo que si pensamos en términos de reconocimiento o dinero se mata esta profesión tan mágica. La pena es que sólo haya unas pocas personas nominadas a mejor actor o actriz porque hay muchos intérpretes que también han hecho un buen trabajo este año.

- ¿Cómo ves el futuro del cine español con todo el tema de la crisis?

- Lo veo negrísimo. Por eso digo menos premios y más trabajo. Lo importante en la vida son las cosas verdaderas y creo que nos las estamos cargando, que cada vez quedan menos cosas verdaderas, quedan más copias de lo que funciona y creo que eso no se puede ejecutar en el arte. Y el país en general ya sabemos como está. Como dice Borges, o emigras o te quedas en un país mediocre. Creo que simplemente este es un país mediocre, porque todo radica en la educación.

- ¿Crees que hace más daño la subida del IVA o la piratería?

-Yo me pregunto porque todavía no han prohibido la piratería. Por ahí se empieza. Hay problemas muy hondos y si no se solucionan de raíz seguiremos así. Yo creo que todo se tiene que pagar pero cuando acostumbras a un país  a tener algo gratis y luego se lo quitas haces daño a mucha gente. A mí también me gusta ver las cosas gratis, por supuesto, no soy millonaria, pero lo que no se paga no se valora.

- ¿Qué proyectos inmediatos tienes?

- Voy a hacer mi primera película francesa, la opera prima de un director francés llamada ‘La marea blanca’. Me hace mucha ilusión porque es un reto volver a rodar en otro idioma y tengo muchas ganas. También me queda una película por estrenar este año que se llama ‘El amor no es lo que era’ de Gabi Ochoa con Alberto San Juan y Blanca Romero .

Más noticias de los Goya

Las pullas de Andreu Buenafuente y Silvia Abril en los Goya

3 de Febrero, 2019

La pareja de artistas presentó una gala llena de reivindicaciones, pero sin dejar de lado el humor

Premios Goya 2019: Esta es la razón por la que Eva Llorach hizo su 'Frances Mcdormand'

3 de Febrero, 2019

La actriz protagonizó un aplaudido momento cuando pidió que se levantasen las mujeres nominadas

Ganadores de los Premios Goya 2019: lista completa de premiados

3 de Febrero, 2019

'Campeones' ganó el Goya a la Mejor Película, mientras que 'El Reino' arrasó al llevarse siete estatuillas. Otro de los momentos memorables fue el discurso de Jesús Vidal cuando recogió el premio a Mejor actor Revelación.

Jesús Vidal, mejor actor revelación en los Goya 2019, emociona con su discurso

3 de Febrero, 2019

El joven subió al escenario a recoger su galardón y sus palabras han sido de lo más aplaudidas. El momento del discurso pasará a la historia de la Gala de los Goya.

Película: Campeones

Oscars 2019

La gala de los Premios Oscars 2019 se celebrará el próximo 24 de febrero en Los Ángeles.

Día: Sábado 24 de Febrero de 2019

Dolby Theatre

Dirección: 6801 Hollywood Boulevard
Los Ángeles, 90020

Gala de los Oscar

La gala de los Premios Oscars sufrirá cambios. Los premios menos interesantes se repartirán durante los anuncios para acortar su duración.

La alfombra roja de los Oscars es el escaparate perfecto donde brillan los vestidos y estilismos de todas las estrellas de la gran pantalla

Oscars

Oscars 2019

Consulta la lista de ganadores de los Oscars 2019 el próximo 24 de febrero y no te pierdas lo mejor de la alfombra roja